Si se trata de un pequeño incendio en tu vivienda, intentaremos apagarlo, y en el caso de no poder hacerlo, está la opción de evacuar, entonces procederemos a CERRAR todas las puertas que vas dejando detrás de ti, así el incendio tendrá menor virulencia y se desarrollará más lentamente al no haber aporte de aire.

– No vuelvas nunca atrás para recoger tus pertenencias. Lo primordial es salvar tu vida y la de los demás, no tus cosas.

– Abandona el edificio por la escalera de salida más cercana. Nunca uses el ascensor, ya que te podrías quedar atrapado debido a un fallo eléctrico originado por el fuego.

– Llama a bomberos y/o Emergencias 112 desde un lugar seguro. No asumas que alguien ya ha llamado.

– Espera a que lleguen los Servicios de Emergencia y explícales donde está el incendio.

Curso contraincendios

Nueva formación con Quironprevención.